El Gobierno paga las consecuencias de no haber dicho la verdad

  OPINIÓN  
“Cambiemos quiso que su llegada al poder fuera una especie de revolución del optimismo, y eso mismo le impidió dar malas noticias. El Gobierno actuó bajo la suposición de que, si se sinceraba completamente, la gente no iba a poder tolerar la realidad. En cambio, dijeron que en seis meses todo estaría resuelto, y hasta ahora, 38 meses después, están pagando las consecuencias de esa decisión”. [Perfil | Eduardo Reina]

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Concejal reaviva la polémica por el hospital de Gualeguaychú: “Ya vamos para el Guinness por el tiempo de obra”

“Lo peor está por llegar”, el crudo informe de Lanata sobre el derrumbe económico

Más designaciones en la provincia: crearon una nueva área en ATER, con sueldos de 150 mil pesos