Otra muerte anunciada por la desidia y la corrupción estructural en el Gobierno Provincial

A pesar de las denuncias de la propia victima, de vecinos y de los medios de comunicación por el lapidario estado de las rutas, Bordet y Vialidad siguen haciendo agua, mientras tanto los funcionarios se dan el lujo de fastuosos viajes al exterior.
El 9 de octubre, hace menos de dos meses, con una comitiva de funcionarios, el gobernador Gustavo Bordet, inauguraba la obra de rehabilitación de la Ruta Provincial N° 20, desde su intersección con la Ruta Provincial N° 39, Arroyo Malo y la rotonda de Acceso Norte a Urdinarrain.
A la hora del corte de la cinta, el mandatario hablaba con la prensa, escuchándose como suele ser su costumbre, nuevamente las palabras “transparencia”, “austeridad” y su frase de cabecera “podemos hacerlo porque tenemos las cuentas ordenadas”.
Las obras demandaron, según la información oficial, 260 millones de pesos.
Al mes, el 13 de noviembre, una joven docente entrerriana, Pamela Smail,  compartía en su Facebook el lamentable estado de la ruta, justamente en los tramos que Bordet había recientemente inaugurado junto a la comitiva integrada por Juan José Bahillo, Pedro Guastavino y varios funcionarios provinciales.
Con tan solo 37, y toda una vida por delante, la docente, este domingo, perdía la vida luego de que su automóvil despistara tras esquivar un bache en el tramo de la 20 a 200 metros del ingreso a Las Moscas; el resto de sus ocupantes salvaron su vida de milagro.
Un hecho que no es fortuito, no solo fue anunciado por la propia víctima, sino también por vecinos y, a pesar del blindaje impuesto por el oficialismo provincial, por parte de la prensa.
Desde hace varios meses las denuncias sobre el deplorable estado de la 20, como de otros caminos provinciales, viene siendo una constante a lo largo y ancho de la provincia.
Un Gobierno que se va en proclamas y anuncios, sin embargo hace agua respecto de las obras como en este caso que evitarían lamentar pérdidas de vidas humanas como la de esta docente entrerriana, reinando la desidia en Vialidad.
Para este 2019, el Presupuesto Provincial previo una cuantiosísima cifra de más de 3 mil millones de pesos, precisamente $3.548.102.000.
A mitad de año, sus autoridades se habían gastado completamente el presupuesto, la propia Alicia Benítez lo reconoció ante una reunión con los jefes zonales en Villaguay.
Un organismo donde son constantes las denuncias contra sus funcionarios por corrupción, la más actual, la de la millonaria defraudación con el sistema “YPF en Ruta” implementado por Edgardo Kueider.
Una repartición, la vial, donde es notorio el nivel de vida elevadísimo que llevan sus funcionarios; de solo pasar por la puerta de la sede central se pueden ver los lujosos vehículos de alta gama cero kilómetro estacionados, beneficios a los cuales hay que agregarle, viáticos, la utilización de bienes del estado y el combustible, todo esto pagado por los bolsillos de los entrerrianos.
De dar la vuelta manzana no se sabe si, por las 4 x 4, es la sociedad rural o vialidad provincial.
Pero, Vialidad no es único organismo donde sus funcionarios gozan de importantes privilegios, lo mismo sucede en empresas estatales, organismos autárquicos, ministerio y la propia gobernación.
A manera de ejemplo, la secretaría privada de Bordet cuenta con 7 secretarios, quienes tienen disponible para su uso exclusivo 19 automóviles y una motocicleta.
Un Bordet que recientemente también hizo uso de privilegios o beneficios que no se condicen en nada con la austeridad tan proclamada, disfrutando de un torneo de pesca por varios días llevándose consigo una comitiva amplia de funcionarios concordienses al Caribe, puntualmente a Costa Rica.
Austeridad que tampoco se replica en el resto de sus funcionarios, ni Kueider a la fecha ha vuelto de Barcelona, viaje al que también habría asistido Teruel, como representante del gobierno, al menos esto es lo que se comenta muy fuerte en la Casa Gris.
Mientras tanto, las rutas entrerrianas se encuentran intransitables, y a pesar de las denuncias, el gobierno continuo sumergido en la desidia, la cual ya lleva varias muertes provocadas, y apuesta al blindaje, que nadie hable, que nadie investigue y que las causas de corrupción se archiven y pasen al olvido, con la muletilla de frase “la gente a los 7 días se olvida de todo”.

INFORMACIÓN RELACIONADA 28/11/2019 FUENTE -textual- EL PORTAL DE RICARDO DAVID

La indignante solución del gobierno frente a la muerte de la joven docente en la Ruta 20

Mandaron a tapar el bache que causó el accidente fatal con broza, en un camión de la misma marca y modelo que el que se usó para rellenar con tierra los pozos de la Ruta 10, que terminó averiado en plena ruta.
Este domingo una docente entrerriana, Pamela Smail, perdió la vida lamentablemente en la Ruta 20 al despistar su auto tras intentar esquivar un bache, de los tantos, que hay en ese trazado.
Tristemente, no se trató de un hecho fortuito, ya que tanto la víctima como vecinos de la zona venían anunciando y reclamando por el deplorable estado de la ruta, algo que fue tapado mediáticamente por el gobierno provincial.
Sin embargo, el terrible estado de las rutas entrerrianas es una constante a lo largo y a lo ancho de la provincia y, lamentablemente suelen ser noticias los accidentes a causa de ello, muchos con víctimas fatales y otros en los que se salvan vidas de milagro.
A pesar de que la ruta 20 se cobró una vida, desde el gobierno provincial la solución que llevaron adelante es indignante.
El bache que provocó el despiste de Pamela Smail fue mandado a tapar con broza este miércoles, una reparación totalmente precaria, que lejos está de solucionar el problema de fondo y que sigue poniendo en riesgo la vida de los quienes circulan por el lugar.
Para peor, el arreglo fue hecho desde un camión modelo 74, igual que uno que protagonizó el indignante video en el que se ve a una cuadrilla vial tapando pozos en la ruta con tierra, con la diferencia que el de este caso tenía una lona verde.
En esta oportunidad, no había tierra, así que al menos se tapó el bache con broza, que no se va con una lluvia, sino con una tormenta.
Más bochornoso que eso es que, según informaron los vecinos a este Portal, el camión se quedó en plena ruta cuando la cuadrilla, compuesta por 6 o 7 trabajadores, regresaba de realizar los arreglos.
Según sostienen, cuando finalmente el vehículo llegó al taller, los mecánicos comentaban: “¡Tiene 45 años!, qué lo vamos a arreglar si no da para más”, decían entre las risas y la preocupación por el terrible estado en el que se encuentras las herramientas de trabajo de la Dirección Provincial de Vialidad.
En poco más de seis meses, las autoridades de la DPV habían gastado $3.548.102.000 de presupuesto anual, algo que la misma titular, Alicia Benítez reconoció ante una reunión con los jefes zonales en Villaguay.
De ese total 1.505.000.000 pesos se destinan a la conducción del organismo, es decir, funcionarios y personal, teóricamente el resto debió destinarse a construcción de caminos, conservación de caminos y mantenimiento de caminos naturales, aunque de eso se ve poco y nada.
Las denuncias por corrupción son una constante en Vialidad, y ahora se conoció una nueva modalidad de desfalco al Estado mediante el sistema “YPF en Ruta” implementado por Edgardo Kueider, que provoca pérdidas millonarias a las arcas públicas.
Pero mientras las denuncias llegan desde las diferentes zonales de la provincia por las estafas con “YPF Ruta” y los vecinos lamentan el estado de las rutas, comentan que las zonas aledañas a la DPV en Paraná parecen la Sociedad Rural.
Sostienen que los altos funcionarios del organismo viven como terratenientes, con camionetas de alta gama cero kilómetro, a los que acceden con sus exorbitantes salarios, viáticos, la utilización de bienes del Estado y el combustible, todo esto pagado por los bolsillos de los entrerrianos que obedientemente cumplen con sus impuestos y obligaciones.
Mientras, el gobernador Bordet anuncia y pide austeridad, mientras los funcionarios, no solo de Vialidad sino también del gabinete y de otros organismos descentralizados, viven como reyes a costas del Estado provincial.
En tanto, son los vecinos los que padecen la desidia de los gobernantes y la corrupción estructural que hace que los funcionarios de manera totalmente impune se den la gran vida a en detrimento de los entrerrianos.
Lamentablemente, la corrupción estructural en la provincia se ha cobrado vidas de personas que circulan por los intransitables caminos, genera y agrava el hambre de las familias que necesitan de la ayuda del Estado para poder llevar un plato de comida a la mesa; y tantos otros atentados contra la calidad de vida de los entrerrianos y contra los derechos que el Estado en lugar de garantizar, quita.
Los funcionarios de Vialidad son un ejemplo de aquellos que se manejan en vehículos de alta gama y último modelo, algo que puede verse con solo pasar por la casa central, aunque para reparar los caminos se destinan camiones derruidos que ya llevan casi medio siglo de vida y que a duras penas andan, mientras los trabajadores se las arreglan como pueden para cumplir con sus tareas.
Vialidad para el 2020 tiene previsto el doble de presupuesto, en detalle unos 6.038.375.000 de pesos, pero no tiene materiales apropiados para la conservación vial y para brindar seguridad vial a los ciudadanos.
El organismo en la actualidad es objeto de una investigación penal por un desfalco cercano a los 100 millones por el robo de combustible a través del sistema “YPF en Ruta” implementado por Edgardo Kueider.
La contracara es el lamentable estado de las rutas entrerrianas que se cobró otra vida. La desidia del gobierno provincial hace que el bache que provocó esa muerte hoy esté tapado con broza, mañana será nuevamente un pozo potencialmente fatal.
Estimado entrerriano, si va a salir a la ruta en la provincia, circule con máxima precaución para poder llegar a su destino sano y salvo. La plata para hacer caminos decentes y para arreglar los baches no sabemos a dónde fue a parar.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Alí Babá y los cuarenta ladrones

"Están mostrando lo que son"