La Justicia en la mira: Declaraciones cruzadas, mucho "ruido" y pocas nueces

El presidente del STJ hizo fuertes declaraciones. El Procurador aportó más ruido al advertir que "todos sabemos quién vino con una bicicleta o tiene un departamento en Miami o Uruguay". Abogados reclaman que se investigue.



El último mes del año transcurre en medio de un clima de tensión, reclamos y acusaciones cruzadas en todo el ambiente judicial. La situación ha generado mucho ruido en ese ámbito, mientras la ciudadanía sigue a la espera de una Justicia que sea resolutiva y que aporte al esclarecimiento de los casos, tanto los que apuntan a los relacionados con corrupción y que afectan a personas conocidas del ambiente político, como aquellos de tipo penal en los que las víctimas de ilícitos o sus familiares esperan años mientras los expedientes duermen en algún cajón.

La situación tuvo eclosión con las declaraciones del presidente del Superior Tribunal de Justicia, Emilio Castrillón, quien se despachó con fuertes dichos que salpican a la Procuración, a altos funcionarios y a las vinculaciones de ellos, con un medio periodístico, sus investigaciones y el impulso de algunas causas por supuesta corrupción.
"Jamás me entregaré a las mafias, a los vende humos, ni me arrodillaré por prebendas o apoyos. No cambio favores que no corresponden por cargos ni poderes; y mucho menos, para algunos que creen (que) no han hecho las cosas bien (y) negocian para no ser investigados a través de nexos políticos enriquecidos", disparó la máxima autoridad judicial en la Provincia.

Y en sus dichos fue tajante: "Mi mensaje claro es que hay personajes que juegan con la vendida de nexos y operaciones entre los Poderes del Estado".
El procurador cuestionó el ruido, pero aportó más ruido
El Procurador General de la provincia, Jorge García, tomó nota de los dichos de Castrillón y, en el marco de la toma de juramente del Oscar Sobko como fiscal de La Paz, instó a "no politizar por fuera del Derecho".

"Nosotros no politizamos por fuera del Derecho, no porque no podamos hacerlo, sino porque es ruido. Nuestro diálogo es institucional, es el diálogo de la verdad", expresó el jefe de los fiscales.
Sin embargo, en otro tramo de su discurso tuvo conceptos que no hicieron otra cosa que aportar más ruido a la situación. Es que García dejó abierto un manto de sospecha al expresar: "Vivimos en una ciudad y en una provincia donde nos conocemos todos, sabemos qué hacemos, cómo nos comportamos y quién vino con una bicicleta o tiene un departamento en Miami o Uruguay y quién no".

En ese contexto el titular del Ministerio Público Fiscal resaltó la autonomía que debe tener un fiscal, expresando que "ser ajenos a la política y a los medios de prensa reafirma que el nuestro es un sistema de autonomía, significa que no recibimos más que los contenidos de la normatividad. Todo lo que está en los subsistemas de la política y de los medios es para nosotros umwelt -entorno-. Nosotros nos guiamos por las normas constitucionales y las normas de Derecho".

El Procurador General sostuvo finalmente que "más allá de que alguien pueda querer estar en el ámbito de otros discursos, para nosotros esos discursos no existen, porque nuestro metié, nuestro rol institucional, está dentro de la normatividad. Dentro de esa normatividad, nuestra legitimidad es la legitimidad que da lugar a lo que después el juez hace o cuando no nos da la razón en la controlabilidad de las decisiones", concluyó García.
Los reclamos de abogados
De la tensión en el ambiente judicial, que para muchos sorprendió que se hiciera pública, no quedaron ajenos los abogados. Tal es el caso de Raymundo Kisser, quien opinó que "debería asumir el Colegio un rol más activo frente a las denuncias de corrupción contra el Estado, y con respecto a lo recientemente expresado por el Presidente del Superior Tribunal de Justicia de la Provincia, Emilio Castrillón".

Por su parte, su colega, Rubén Pagliotto, se manifestó "totalmente de acuerdo" con lo que dijo el presidente del Superior Tribunal de Justicia, aunque aclaró que "no me consta que sea absolutamente así".

"Me parece que dicho es muy importante, pero mucho más importante es quien lo dijo. La justicia entrerriana está muy mediada por la política y hay cuestiones que no debieran pasar", enfatizó en declaraciones a Elonce TV. Y ejemplificó: "No es normal que alguien que tenía que declarar tal día se le adelante sólo porque era el gobernador. Tal es el caso de Urribarri, que se lo hizo declarar en un día inhábil a las 20.30 horas. Eso demuestra que en la Justicia entrerriana hay hijos y entenados. Hay causas que no van al mismo ritmo que las de las segundas líneas, como las de (Juan José) Canosa o (Hugo) Righelato"
"Los dicho por Castrillón es muy serio y espero que algún fiscal recoja el guante y se inicie una investigación, por lo menos para despejar dudas", reclamó.

Y no tuvo reparos en sostener que en la Justicia "muchos no honran el cargo y les queda grande. Muchos lo utilizan para manejar el timing político más que el derecho, lo cual le hace muchísimo mal a la Justicia".

Anteriormente, Pagliotto había ido incluso más allá en este contexto de "Justicia ruidosa" al sostener que Castrillón "tiene el volumen testicular suficiente para bancarse ésta y otras batallas. Dijo lo que la gran mayoría pensamos y que muy pero muy pocos nos animamos a decir. Además, para defender el honor, es elemental tenerlo y muchos de los aludidos por Castrillón, no tienen honor ni agallas".
¿Y las nueces?
De las fuertes declaraciones mediáticas surgidas en el propio seno de la Justicia se desprende que las cuestiones de "derecho" se siguen dirimiendo públicamente. Así, mientras la máxima autoridad judicial de la provincia se despacha con manifestaciones de alto voltaje, quien comanda a los fiscales cuestiona a quienes causan "ruido", pero tras cartón y en el mismo acto aporta más dudas con declaraciones en el mismo sentido que aquellas que poco antes había criticado.
Es por ello que la Justicia es permanentemente observada por parte de la gente. Sucede que no solamente ciertas causas por corrupción quedan "cajoneadas", sino también muchas otras que tocan de cerca a ciudadanos "comunes". Y como ejemplo se puede citar el caso de los hermanitos violados en Oro Verde: La causa desde 2013 a 2017 estuvo prácticamente dormida hasta que la fiscal Laura Cattaneo se la puso al frente, volvió a revisar las Cámara Gesell y le dio un impulso.

Esta es solamente una de las miles de situaciones. Mientras la gente reclama más nueces, en la Justicia se profundizan los ruidosElonce.com

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Alí Babá y los cuarenta ladrones

"Están mostrando lo que son"