Chicos en cuarentena: ¿con o sin salidas?

Expertos debaten cómo manejar el dilema entre la necesidad del aislamiento y el daño psicológico que causa.

JUANO TESONE
Cada cual atiende su juego. O su tarea. Juana y Lola en un encierro con deberes.


A diferencia de España, que ya anunció que desde el lunes próximo los menores de 12 años podrán salir un rato por día, en la Argentina todavía no hay cambios. Los padres entienden la necesidad del aislamiento pero piden un poco de flexibilización para que los chicos puedan tener algo de actividad al aire libre, y evitar así el impacto psicológico y físico de un encierro tan prolongado. Los infectólogos, sin embargo, dicen que aún no es momento para permitir las salidas, ya que si bien los chicos no sufren los cuadros más graves pueden contagiar.

A un mes del aislamiento obligatorio, inquietarse por la situación anímica y física de los chicos y adolescentes empieza a tener sentido. El debate crece en todo el mundo. En España, por ejemplo, el presidente Pedro Sánchez anunció que los menores de 12 años podrán salir a “disfrutar un rato del aire libre” a partir del próximo lunes, aunque todavía no se sabe cómo se implementará la medida.

Entre los expertos consultados hay matices, pero lo que domina es un respeto mayúsculo a la decisión oficial de la cuarentena. Lo que está presente es una tensión que parece irresoluble: saber que el aislamiento es importante, por un lado, y, entender, por el otro, que hay un límite en la cabeza de un niño que rebota sin norte por las paredes de su casa.

Yael Bendel es titular del Ministerio Público Tutelar porteño. Le dijo a Clarín que “hasta ahora el Ministerio no registró pedidos especiales sobre los chicos en aislamiento, pero sí hubo llamados planteando las angustias, sobre todo de adolescentes, por lo que se llama ' doble aislamiento'. Es decir que aparte de la medida oficial, se encierran, interrumpiendo su comunicación con el exterior”.

Entre las pocas voces que en estos días se alzaron en contra está la de José Natanson, periodista, sociólogo y director de Le monde diplomatique , que en un artículo reciente usó una expresión tan elocuente como provocadora: “Mascotas sí, niños no”.

También, al diputado Facundo Suárez Lastra, quien hizo circular un proyecto de ley firmado por él y otros 16 legisladores, donde se señala que “la cuarentena es adultocéntrica” y que “es hora de que se tomen medidas para proteger la infancia”, es decir, “explorar medidas creativas para brindar soluciones permitiendo a los niños y niñas disfrutar de su derecho al descanso, esparcimiento, recreación y actividades artísticas y culturales, lo cual debe incluir actividades al aire libre supervisadas por un adulto al menos una vez al día”.

Este lunes, el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, afirmó que estaban analizando el tema de una flexibilización del aislamiento infantil, pero no dio precisiones.

Ángela Gentile, asesora del Ministerio de Salud de la Nación, dijo que como los chicos “al tomar contacto con gente mayor pueden ser potenciales diseminadores, su aislamiento es muy importante”. No obstante, la experta dijo que una flexibilización “se podría empezar a pensar”. “Me imagino que actividades más bien barriales o salidas en las que nos pongamos de acuerdo. Creo que lentamente podría haber una liberación”.

Rosa Bologna, jefa de Infectología del Hospital Garrahan opinó de forma similar: “En este momento es desaconsejable. Veremos qué pasa en las próximas tres o cuatro semanas”.

Para Graciela Paolicchi, profesora de Psicología de la UBA, el encierro a los chicos les produce “ansiedad, angustia, crisis. Los más grandes quieren salir, sin contar que perciben las preocupaciones de los adultos, los miedos laborales, económicos, las preocupaciones por la salud de sus propios padres”, dijo. ¿Entonces sí es momento de aflojar la cuarentena? Para Paolicchi, “todavía no. Son días decisivos para los contagios y si ha pasado todo este tiempo, no sería malo esperar un poco más”. ■

INFORMACIÓN RELACIONADA

Al final, la Ciudad dio marcha atrás con el permiso de salida para mayores de 70

Se volvió un mero aviso no obligatorio con dos días de validez. Muchos marcaron el 147, pero no lograron comunicarse.

L. THIEBERGER
No pudieron disuadirlos. Ayer la circulación fue normal.

El trámite dejó de ser obligatorio y se convirtió en un “aviso” recomendándoles que no salgan y la habilitación dura 48 horas y no 24. Hubo muchas quejas de gente que no pudo comunicarse con el 147 y un total de más de 30 mil consultas.

Al inicio se había anunciado como un "permiso de circulación" para mayores de 70 años en la Ciudad, pero a último momento se transformó en un "aviso". En el origen, estaba pensado que fuera obligatorio, con una duración de 24 horas; e implicaba sanciones para quienes salieran a la calle sin tramitarlo. Pero la medida recibió un aluvión de críticas. Y ayer amaneció flexibilizado, justo para el debut: sin sanciones, con una duración de 48 horas y sin que sea obligatoria su tramitación. Todo eso pasó en medio de una Ciudad que busca extremar los cuidados frente al avance de una pandemia en la que los adultos mayores son los más vulnerables.

Con el aviso en marcha, en las primeras horas, las quejas estuvieron centradas en el 147, la línea de atención ciudadana. Si bien muchos mayores de 70 jamás pensaron en tramitar el permiso, muchos otros sí. Y para estos últimos no fue fácil llegar a ser atendidos por un operador.

"Empecé a llamar a las 0.30 y nunca me atendieron. Me fui a dormir, me desperté a las 6, y nada. A las 8.30 seguían sin atender. Una contestadora me decía que corte y vuelva a intentar. Los funcionarios dicen que el 147 esta funcionando normal, pero no es así. Por otro lado, me parece bien que se haya extendido por 48 horas. Aunque voy a tramitarlo, creo que tendrían que dejar en manos de nosotros, los adultos mayores, el manejo de las salidas. En este momento me estoy organizando para salir a chequear que me hayan depositado la jubilación, después me voy al mercado, y luego salgo a pasear a nuestra mascota", contó Maximino Verza, de La Paternal. Allí, muchos salen a pasear a los perros, pero él aseguró que se respetan las distancias, que la gente no se para a hablar y que se cruzan de vereda para no estar muy cerca.

Hasta las 20 de ayer, según información oficial, hubo 30.378 consultas de mayores de 70. De ellos, 11.857 (39%) tomaron la recomendación del operador (no salir o aceptar la ayuda de un voluntario). Otros 11.917 avisaron que salían: un 39%. Y otros 6.604 (22%) estaban exceptuados de avisar.

Los exceptuados son aquellos que tienen que cobrar sus jubilaciones, que van a vacunarse o a cumplir con algún tratamiento médico.

"No intenté llamar porque es todo muy confuso. Este tipo de cambios tendrían que comunicarse con mucha claridad, sino no ayuda. Ahora entiendo que cambió de ser un ‘permiso obligatorio’ a ser un ‘aviso’. Bueno, que tengamos que avisar me parece más correcto, es una manera de cuidarnos", dijo Rafael (81) a Clarín, mientras paseaba a su perro por el barrio de Barracas.

Sin dudas, la marcha atrás del gobierno porteño generó confusión. Osvaldo Gutierrez (75), vecino de Recoleta, contó su situación. "Me enojó mucho el anuncio de la Ciudad sobre el permiso. Recién me enteré de que había cambiado todo y la verdad que me alegró. Llamé al 147 porque pensé que quizá podía aprovechar algún recurso de los que ofrece la Ciudad, pero aún no pude hablar. Seguiré intentando, ya no con la presión de tener que pedir un permiso", contó.

Una de las opciones de ayuda que ofrece la Ciudad es formar parte de un programa de voluntariado para llamar por teléfono, dar una contención telefónica y mantener conversaciones con adultos mayores, como una forma de hacerles compañía. También se puede ayudar haciendo las compras en supermercados, yendo a la farmacia o paseando sus mascotas. Hasta el viernes se habían registrado 5.951 adultos mayores, casi 35 mil voluntarios y se habían generado 3.124 "parejas". La idea es que desde ahora, con este "aviso" al 147, se generen más vínculos solidarios.

El ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, argumentó ayer que la medica “no intenta quitar autonomía ni autodeterminación” a los mayores. “No asumimos que tienen problemas para decidir bien. Todo lo contrario, esta política intenta y mantiene la decisión y la autodeterminación en la persona. Lo que nosotros hacemos es poner el Estado a disposición de la persona”, dijo.


El jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, consideró que el arranque fue “positivo” y basó su apreciación en algunos datos cerrados al final del día. Dijo a Canal 9 que el 147 alcanzó “la mayor cantidad de llamados de su historia” y afirmó: “A más de 11 mil personas de las que llamaron les dimos una alternativa, y no salieron. Son 11 mil personas que habrían estado en la ciudad circulando, con riesgo de contagiarse”. Rodríguez Larreta contó, además, que la mayoría llamó para ir a comprar comida y remedios. Más temprano, había defendido la medida diciendo que “no va sobre las libertad ni sobre la autodeterminación” de nadie, sino que “prima el cuidado de la salud”. ■

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Vicegobernadora de Entre Ríos: ...no se publican los contratos de asesores de los senadores porque estos no la dejan

Cristina es tan mafiosa que sería capaz de declarar en contra de Néstor para salvarse

MUNDIAL DE FÚTBOL QATAR. La experiencia de una paranaense “trotamundos”