Los funcionarios deberían ser los últimos en vacunarse contra el COVID-19, según la mayoría de los argentinos





REPRODUCCIÓN TEXTUAL DEL ARTÍCULO PUBLICADO POR EL PORTAL DE RICARDO DAVID.

En Entre Ríos fueron los primeros y causó un fuerte rechazo. Ahora, una encuesta del Observatorio de Psicología Social Aplicada de la UBA revela “una clara interpelación a lo que hemos estado viendo como sociedad”.

Luego de algunos días de destapado el escándalo del “Vacunatorio VIP”, que obligó a Alberto Fernández a desplazar a Ginés González García del Ministerio de Salud, el Gobierno difundió una lista con los nombres de 70 personas que recibieron la vacuna Sputnik V antes que, por ejemplo, médicos y otro personal de salud, que se encontraban en el primer lugar en la lista de prioridades.

En Entre Ríos, en tanto, la ministra Sonia Velázquez concurrió a la Cámara de Diputados para ser interpelada pero afirmó que el listado de los vacunados “estratégicos” se mantendrá oculto para proteger los datos personales, a pesar de que desde nación ya afirmaron que la información debe ser pública.

El escándalo del vacunatorio vip provincial causó un fuerte rechazo en la provincia por los nombres de inmunizados que se dieron a conocer a través de este Portal, como el de la esposa del gobernador, Mariel Ávila; el esposo de la vicegobernadora, Marcelo Bertellotti; la senadora Nancy Miranda; la diputada Silvia Moreno y su hija, marido y una amiga; funcionarios como Aliceia Benítez, Marcelo Bisogni, y directores de la CAFESG, entre otros.

Recientemente, la Facultad de Psicología de la Universidad de Buenos Aires (UBA), a través del Observatorio de Psicología Social Aplicada (OPSA), presentó el primer informe de una encuesta denominada “Opiniones sobre prioridades y criterios a seguir en el plan de vacunación”.

“Si usted fuera Ministro/a de Salud o Presidente de la Nación y tuviera que definir el plan de prioridades para darle la vacuna contra el COVID-19 a disBntos grupos de profesionales, de edad o de ámbitos laborales, ¿qué orden de prioridad definiría?”, se les preguntó a los participantes.

El orden de prioridades establecido por los encuestados mostró que el grupo considerado en el primer orden de prioridad fue el de los profesionales de la salud, seguido por el grupo de adultos mayores de 60 años y por el de las personas con factores de riesgo debido a enfermedades preexistentes. Los dos grupos considerados, en términos relativos, con menor urgencia en cuanto a su vacunación fueron el de funcionarios políticos y el de jóvenes de 18 a 35 años.

“Está claro que la gente está priorizando a aquellos con mayor riesgo. Este ordenamiento de prioridades que realiza la gente, constituye una clara interpelación a lo que hemos estado viendo como sociedad con la vacunación de funcionarios y allegados al poder y de segmento de jóvenes militantes políticos. Esto genera gran impotencia en la sociedad al tiempo que es un búmeran para aquellos que están llevando a cabo la estrategia de vacunación y para el Presidente que la defiende porque mina absolutamente la confianza”, sostuvo en diálogo con Infobae Gustavo González, director del Observatorio de Psicología Social Aplicada de la Facultad de Psicología de la UBA y coordinador principal del informe.

Según una encuesta del monitor Nacional de Taquion, Horus, Inclusión y Gestión Federal, que recogió datos hasta la segunda semana de febrero, el 72 por ciento de los usuarios de redes sociales se manifestaron de manera negativa sobre el escándalo del “Vacunatorio VIP”, con palabras que resumen el malhumor social derivado de conocer la existencia de privilegiados que podía saltar la fila y recibir un trato especial por su cercanía con el Poder: “corruptos” y “vergüenza” fueron los términos que la encuestadora registró como los que lidera las menciones sobre el tema.

“Las emociones que predominan son el enojo, la desilusión y la indignación, junto con un fuerte reclamo hacia el gobierno nacional. Sin lugar a dudas, este tema va a ser troncal para la elección que se avecina: marchas convocadas por la oposición, el discurso que acusa una campaña de desinformación y, en el medio, una sociedad descreída y tironeada entre polos”, destacaba el informe sobre opinión pública que se difundió a través de Infobae.

En simultáneo, Taquion registró un fuerte aumento (del orden del 50 por ciento) en el sentimiento negativo respecto de la cuarentena en la actualidad, comparado con lo que se podía relevar hace exactamente un año atrás, “pasando del orgullo a la ira, de la tristeza a la grieta”. A su vez, el sonde advirtió que “el desinterés, el miedo y la desconfianza se encuentran dentro de los primeros sentimientos cuando se leen titulares que mencionan a la política”.

Por último, los hallazgos develados por la encuesta de OPSA mostraron que en cuanto a la predisposición que hoy tiene la gente para afrontar eventuales nuevas medidas restrictivas a la circulación se observa que la sociedad está muy dividida en sus actitudes: 52% acatarían totalmente lo que indiquen las autoridades sanitarias, un 26% acatarían sólo parcialmente y un 13% no acataría ninguna medida restrictiva. “Ya nadie cree que el Gobierno esté haciendo las cosas bien, sino que está cometiendo demasiados errores y actos no éticos e inmorales”, concluyó González.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Vicegobernadora de Entre Ríos: ...no se publican los contratos de asesores de los senadores porque estos no la dejan

Cristina es tan mafiosa que sería capaz de declarar en contra de Néstor para salvarse

MUNDIAL DE FÚTBOL QATAR. La experiencia de una paranaense “trotamundos”