El riesgo país en llamas

En noviembre los ADR cayeron hasta 23,7% y el spread soberano se incrementó 10,9%. En tanto, el Merval dejó escapar gran parte de la recuperación que había ido logrando durante el año y, medido en dólares, está apenas 2,1% arriba del valor que tenía al empezar 2021.

Se terminó un mes de terror para los activos argentinos, calificación que corre tanto para las acciones como para los bonos. En ambos rubros se vieron desplomes, que se activaron luego de las elecciones legislativas, en las cuales el mercado tenía depositadas mayores esperanzas. 

Durante noviembre el riesgo país escaló 10,9%, para ubicarse en los actuales 1898 puntos (mayor valor desde la reestructuración soberana). En cuanto a los títulos ley local, la planilla de ByMA mostró caídas mensuales de hasta 18%, tal es el caso del AL30D. 

Este bono se vio severamente afectado por la decisión del Banco Central de dejar de intervenir en dólar MEP. 

La cosa no fue mucho mejor en los ley extranjera, que durante estos 30 días sufrieron fuertes retrocesos en Wall Street. El Global 2030 (GD30) cayó más de 8% en noviembre y su tasa interna de retorno ya ronda el 24 por ciento. 

En cuanto la renta variable, salvo honrosas excepciones, el panorama no fue mucho más alentador. Los ADR de empresas argentinas consolidaron un mes con velas rojas casi generalizadas, con la excepción de Corporación América, que subió 2,1% en noviembre. 

El mayor retroceso lo sufrió Transportadora Gas del Sur (23,7% en el mes), aunque también se derrumbó Banco Francés (-21,8 por ciento). 

En tanto, el ADR de YPF cedió 14,8% durante noviembre y el de Banco Galicia un 18,3 por ciento. También hubo malos resultados para los unicornios fundados por argentinos: Despegar cayó 23,8%; Mercado Libre 19,8% y Globant 17 por ciento.

MERVAL DESINFLADO

En cuanto a la Bolsa porteña, muy poco para destacar. Entre las buenas del mes, Aluar tuvo un destacado avance del 19,8% en pesos y ByMA del 16,82 por ciento. También cerraron el período positivas Ternium (9,52%), Sociedad Comercial del Plata (6,84%), Cablevisión Holding (6,73%) y Telecom (3,03 por ciento). 

El resto fueron todas caídas y profundas en algunos casos. La acción de Banco Francés en Argentina, por ejemplo, cayó 18,95 por ciento. 

 Por otro lado, si bien hoy cerró positivo, el Merval cedió 5,1% en pesos durante el mes (cerró en 79,315.79 puntos) y 9,92% al dólar contado con liqui. De esta forma se ubicó en 364 puntos, apenas un 2,1% arriba del valor que tenía al empezar 2021.

En cuanto a los ADR, más de la mitad ya tiene un valor inferior al que tenía cuando cerró 2020. Por ejemplo, YPF perdió 24,1% entre fin de año pasado y el cierre de hoy. 

"El mercado llego a las elecciones con la convicción de que, superado el evento, habría definiciones sobre todos los temas clave que se venían postergando con el pretexto de la campaña electoral, además de dejar mas claramente perfilado un escenario de cambio para 2023", sostuvo el portfolio manager de Toronto Trust, Jorge Viñas

En ese sentido, Viñas agregó: "Pero el resultado electoral, que le dio a cada uno de los actores algo dejó todo en la misma indefinición e incertidumbre, con el vencimiento grande con el FMI en marzo cada vez mas cerca y cada vez menos reservas. Y ni siquiera con un panorama de cambio demasiado claro para 2023". 

En cuanto a los factores externos que jugaron en contra de los activos argentinos durante el mes, el portfolio manager mencionó: "Se fueron sumando factores globales cada vez mas adversos: deterioro fiscal en Brasil, crisis cambiaria en Turquía, tapering de la Fed, inflación persistente en todo el mundo, cepa Omicrón, caída del crudo y ahora Jerome Powell avisando que puede acelerar el tapering".

A modo de síntesis, Viñas indicó: "Demasiadas malas noticias para un mercado que, al menos en bonos, todavía sigue con una posición técnica débil, con muchos inversores atrapados y los que salieron a pérdida sin querer saber nada de Argentina nunca más". 

Por su parte, Rosario Martínez, de Cocos Capital, sostuvo: "Sabíamos que luego de las elecciones de noviembre el mercado iba a ajustar. Lo que no sabíamos era que el panorama internacional iba a contribuir a que el ajuste fuese más profundo".

Martínez destacó que, al margen de lo que se vive en el mundo, "en términos locales se visibilizó mucho la falta de reservas del BCRA y esto repercute en la confianza de los inversores, traduciéndose en ruedas negativas para los bonos y también para las acciones".

ALIVIO SOBRE LA CHICHARRA EN EL MERVAL

Entre tantos números negativos, el S&P Merval, al menos, pudo cerrar una rueda positiva, al finalizar con un avance del 0,28 por ciento. 

La acción que mejor se movió en el día fue la de Transportadora Gas del Norte (subió 4,33%), seguida por Edenor (3,22%), Supervielle (3,22%) e YPF (3,08 por ciento). 

Entre las caídas, la que más sufrieron fueron Ternium (-2,95%), Cresud (-2,72%) y Aluar (-2,59 por ciento).

Los papeles locales implicaron movimientos equivalentes a $ 1240 millones en el día, mientras que los Cedear generaron un volumen de $ 3500 millones.

VOLÓ YPF EN WALL STREET

También tuvieron un buen cierre algunas acciones en Wall Street. Por ejemplo, el ADR de YPF tuvo un avance diario del 5,6% en la última rueda, mientras que Supervielle avanzó 6,01 por ciento y Banco Francés ganó 5,3 por ciento. 

Pero no todas fueron buenas: Despegar cayó 9,8% y Telecom cerró con una baja del 4,1 por ciento. 

TODO MAL EN LOS ÍNDICES NORTEAMERICANOS

Los principales indicadores de Wall Street cerraron con fuertes bajas la última rueda. El S&P 500 cayó 1,9%, el Dow Jones bajó 1,86% y el Nasdaq 1,55 por ciento.

El informe diario de Grupo SBS resumió: "Las declaraciones ciertamente hawkish del presidente de la FED ante una comisión del Senado, apuntando a acelerar el ritmo del tapering y a dejar de usar la palabra transitoria para describir la inflación, fueron el condimento ideal para acentuar la caída de las bolsas americanas, cerrando el S&P 500 en rojo noviembre (-0,83% en el mes)".

Por otro lado, en noviembre el Nasdaq subió 1,8% y el Dow Jones perdió 3,73 por ciento. 

El documento, agrega: "Por otro lado, la tasa del bono a 10 años cayó hoy 6 puntos básicos, a 1,44%, recortando en todo el mes 11 puntos básicos, desde 1,55% a fines de octubre. Mientras tanto, el WTI cayó hoy un 4,65% a u$s 66,7, acumulando en noviembre una caída del 20 por ciento".

QUÉ ES EL RIESGO PAÍS?. ¿En criollo? Este indicador evalúa el riesgo que implica para los inversores extranjeros prestarle plata a la Argentina. Si un bono del Tesoro de EE.UU. pagar, por ejemplo, un 2% anual y los bonos argentinos un 22%, la tasa de Riesgo País para la Argentina será de 2000. El número reflejará el riesgo de que el país incumpla con sus obligaciones de pago: por eso, cuanto más alto sea, más caro será colocar bonos afuera porque los inversores pedirán mayor tasa.

Además, que este indicador sea alto puede frenar la llegada de capitales de largo plazo, como los destinados a inversiones en infraestructura, nuevas plantas industriales y radicación de empresas.

Cuando asumió Mauricio Macri, en diciembre de 2015, el indicador estaba en 500 puntos y viene subiendo desde diciembre del 2018 de la mano de la crisis económica. Por el momento, el número máximo que se alcanzó fue de 5.500 en el 2001, cuando la Argentina se declaró en default.

¿Qué es el Riesgo País y qué implica para la Argentina que suba?

El indicador elaborado por el banco JP Morgan puede afectar en la llegada de capitales externos.

Acostumbrados a crisis, anuncios, devaluaciones y pronósticos de todo tipo, los argentinos hablan de economía con la misma soltura con que lo hacen de fútbol. De pronto, todos saben. Sin embargo, hay términos de uso común que no terminan de comprenderse. Por ejemplo, ¿qué es exactamente el Riesgo PaísY mejor aún: ¿qué implica para la Argentina que suba?

Lo primero que hay que saber es que este indicador es elaborado por el banco JP Morgan​ a través de su índice EMBI más el agregado de cada país (como "EMBI Argentina"). Y después es el que mide el diferencial de tasas que pagan los bonos del Tesoro de los Estados Unidos contra el del resto de los países. 

El banco JP Morgan es quien elabora el Riesgo País (Reuters).

El banco JP Morgan es quien elabora el Riesgo País (Reuters).

Es decir, es la sobretasa que debe pagar un bono argentino para igualar lo que dan los títulos a 10 años del Tesoro estadounidense, que para el mercado tienen riesgo cero de incumplimiento.

¿En criollo? Este indicador evalúa el riesgo que implica para los inversores extranjeros prestarle plata a la Argentina. Si un bono del Tesoro de EE.UU. pagar, por ejemplo, un 2% anual y los bonos argentinos un 22%, la tasa de Riesgo País para la Argentina será de 2000. El número reflejará el riesgo de que el país incumpla con sus obligaciones de pago: por eso, cuanto más alto sea, más caro será colocar bonos afuera porque los inversores pedirán mayor tasa.

Además, que este indicador sea alto puede frenar la llegada de capitales de largo plazo, como los destinados a inversiones en infraestructura, nuevas plantas industriales y radicación de empresas.

Cuando asumió Mauricio Macri, en diciembre de 2015, el indicador estaba en 500 puntos y viene subiendo desde diciembre del 2018 de la mano de la crisis económica. Por el momento, el número máximo que se alcanzó fue de 5.500 en el 2001, cuando la Argentina se declaró en default.

FUENTE CLARÍN

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Vicegobernadora de Entre Ríos: ...no se publican los contratos de asesores de los senadores porque estos no la dejan

Cristina es tan mafiosa que sería capaz de declarar en contra de Néstor para salvarse

MUNDIAL DE FÚTBOL QATAR. La experiencia de una paranaense “trotamundos”