El gobierno ofertó a los trabajadores un 45 por ciento de aumento en cuotas y el funcionariado se aumentó 87 por ciento

REPRODUCCIÓN TEXTUAL DE LA PUBLICACIÓN DE EL PORTAL DE RICARDO DAVID. Aumento, indignación e impotencia

El Gobierno anunció un aumento del 45,45% escalonado a septiembre, y estatales enfurecieron al recordar el 87% de aumento a funcionarios en diciembre.

La furia estalló en empleados estatales cuando fueron anoticiados del aumento propuesto por el Ejecutivo provincial (45,45% escalonado a septiembre).

Una sumatoria de anuncios oficiales fogonean cada vez más el malestar de los estatales provinciales.

A fines de diciembre, desde liquidaciones de gobernación, los empleados se desayunaron de un aumento para funcionarios, que de acuerdo a la categoría y antigüedad. Nunca apareció el decreto reglamentario, solo los ítems por los cuales los funcionarios recibieron el 87% de aumento, que cobraron con en enero, tal como si fuera regalo de Reyes Magos.

De allí que nadie pudo conocer los alcances de la medida ya que el decreto fue guardado bajo 7 llaves. Ni ciudadanos particulares pudieron acceder al mismo ni por medio del uso del derecho a la Información Pública. Desde el mismo gobierno habrían deslizado que no se iba a dar a conocer ese decreto.

La medida también provocó el enojo del sector pasivo, ya que mientras no sea enviado el decreto a la Caja de Jubilaciones, no van a poder recibir el porcentaje correspondiente a ese aumento. El mismo presidente de la Caja de Jubilaciones, el contador Scarione, afirmó a la prensa que en muchas ocasiones los decretos demoran en llegar y los jubilados no reciben las mejoras salariales hasta por 60 días o más. El malestar de los pasivos se acrecienta, sabiendo que Scarione (como todos los funcionarios de la provincia) también habría recibido la mejora en sus haberes, pero no se ocupa de reclamar el decreto para liquidar los porcentajes a los jubilados.

Los estatales no pudieron dejar de recordar el aumento de la tarifa eléctrica que a pedido de la empresa ENERSA (empresa del Estado) y autorizada por el EPRE (organismo del mismo Estado), fue incrementada en hasta un 46%, mas allá que oficialmente se anunció 21%.

El malestar se acrecentó al recibir las boletas del Impuesto Inmobiliario, con aumentos que llegan hasta en un 60% o más, luego de que el Gobernado Bordet, a través de los medios afines anunciara que en la provincia no habría aumento de impuestos. Siempre hay maniobras para hacerlo, por ejemplo aumentar el avalúo fiscal a través de un decreto (el 45/2022), invocando estudios y análisis de costos de materiales de construcción, para hacerle creer a los contribuyentes que sus viviendas aumentan de valor.

Y el malestar fue mayor, cuando el Gobierno, junto con los gremios estatales, acuerdan un 45,45% de aumento que a cuentagotas se irá pagando hasta el mes de Septiembre.

Todos anuncios que caen en saco roto. Mucho para pocos y poco para muchos.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Vicegobernadora de Entre Ríos: ...no se publican los contratos de asesores de los senadores porque estos no la dejan

Cristina es tan mafiosa que sería capaz de declarar en contra de Néstor para salvarse

MUNDIAL DE FÚTBOL QATAR. La experiencia de una paranaense “trotamundos”