Mientras los afiliados a IOSPER con riesgo de vida reclaman prestaciones, los directivos gozan de reuniones en hoteles 5 estrellas

REPRODUCCIÓN TEXTUAL DEL ARTÍCULO PUBLICADO POR EL PORTAL DE RICARDO DAVID. (comentarios de los lectores)

Los afiliados tienen que esperar hasta dos meses para saber si estudios o prestaciones médicas pueden ser autorizados para pacientes que transitan graves enfermedades, a riesgo de perder sus vidas. Mientras tanto, Cañete y su «troupe» hacen reuniones en el Hotel Casino de Victoria, gastando fortunas pensando solo en la reelección.

Cientos de afiliados desfilan por las delegaciones del Iosper reclamando por servicios que demora en autorizar o niega, en muchos casos, la obra social estatal de la provincia.

El peregrinar de los familiares y beneficiarios tambien se ve por los pasillos del palacio de tribunales, ya que en gran cantoidad de casos deben recurrir a la justicia para lograr hacerse de tratamientos, prótesis o medicación específica para poder dar continuidad a tratamientos que ayuden a la continuidad de la vida de muchos de esos afiliados.

Mes a mes les son descontados religiosamente los aportes para la obra social, esa misma que después niega los tratamientos o demora meses las entregas o autorizaciones.

Pero… hay elecciones para renovar el directorio. El mismo directorio que está atrincherado en la Casa Central, al igual que en una fortaleza, donde tejen los manejos espúreos para beneficio propio, de familiares, amigos o parejas. Dobles contratos que salen de los aportes de los afuiliados…. cientos de contratos políticos, que se llevan mes a mes el dinero que no va para la atención de los afiliados.

El doctor Franco Tomé, quien se desempeñó como director del Hospital San Miguel de la ciudad de Bovril y actualmente continúa trabajando en dicha institución, utilizó su cuenta personal de Facebook realizar una denuncia, donde trató de “criminales y burócratas” a a quienes manejan el Iosper..

El médico se expresó en estos términos luego de contar que hace dos meses su familia espera por la autorización de un estudio que debe realizarse su madre, quien padece una grave enfermedad.

Como si esto fuera poco, desde este miércoles, el presidente del directorio, Isaías Fernando Cañete, que pretende su reelección dentro de un par de meses, junto a Fabián Monzón, de UPCN, representante de los activos del Ejecutivo (condenado en segunda intancia por amenazas), Adrián Gómez, representante de municipales, y toda la troupe de directores y  todas las áreas afines al directorio, se pavonean en una suerte de «capacitación» en un lujoso hotel de la ciudad de Victoria.

El lujoso cinco estrellas Hotel Casino Sol Victoria, propieddad del empresario del juego Daniel Mautone, dueño de casinos y bingos en varias provincias del país.

La «lujosa capacitación» de Cañete (que va por la reelección al frente del Iosper avalado por el gremio de los judiciales) comenzó este miércoles, y los favorecidos participantes (todos en aprente campaña para las elecciones en la obra social) tendrán el privilegio de disfrutar hasta el sábdo a las 10 de la mañana del alojamiento.

Con el supuesto aval del Gobernador Bordet, y sin importarles el gasto (mientras cientos de afiliados ala obra docial sufren graves padecimientos sin lograr la atención adecuada}, Cañete y Cía. goza de los privilegios del dinero del estado, que va para los placeres mundanos de los directivos, mientras los pacientes pelean cara a cara con la muerte esperando las autorizaciones para los tratamientos, medicacion, prótesis, especialidades y cientos de servicios que les son rechazados por los mismos que gozan del lujo de un Hotel Casino.

«Capacitación», cenas opíparas, baile, show y buena vida a costa del padecimiento de miles de entrerrianos afiliados al IOSPER.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Vicegobernadora de Entre Ríos: ...no se publican los contratos de asesores de los senadores porque estos no la dejan

Cristina es tan mafiosa que sería capaz de declarar en contra de Néstor para salvarse

MUNDIAL DE FÚTBOL QATAR. La experiencia de una paranaense “trotamundos”