Grave error de la vocera presidencial. Dónde y cómo dice la Justicia que el fiscal Nisman fue asesinado

La vocera presidencial dijo que “no hay ninguna instancia judicial que diga que Nisman fue asesinado”. No es así. Hasta hay procesados por el homicidio.

Héctor Gambini - CLARÍN

La vocera presidencial Gabriela Cerruti dijo este jueves que "no hay ninguna instancia judicial" que diga que el fiscal Alberto Nisman haya sido asesinado; que "no hay condenados ni procesados" por esa causa, y pidió "chequear la información, porque sino los medios instalan cosas que son falsas". 

Nada de eso es verdad.

La Justicia dictaminó hace casi cinco años que Nisman fue asesinado cuando procesó a Diego Lagomarsino, asesor informático del fiscal, por ser "partícipe necesario" de homicidio.

0 seconds of 2 minutes, 20 secondsVolume 0%
00:00
02:20

El grave error de la portavoz Gabriela Cerruti sobre el Caso Nisman en su conferencia de prensa

"No hay ninguna instancia judicial en que la Justicia Argentina diga que Nisman fue asesinado", dijo la funcionaria de Alberto Fernández.

Fue el 26 de diciembre de 2017, en un fallo del Juzgado Federal 10 que tiene 656 páginas.

En la página 83, el dictamen dice sobre Lagomarsino: "Al ser un hombre de extrema confianza de Natalio Alberto Nisman -situación que le franqueó el acceso tanto a la vivienda del fiscal como a sobrepasar a su custodia-, en virtud de un plan previamente acordado - que consistía, precisamente, en que Lagomarsino proveyera un arma amiga que permitiera posteriormente una simulación de un suicidio-, facilitó el ingreso al domicilio de la víctima de la pistola marca "Bersa" de su propiedad, con el objeto de que luego fuera utilizada por las personas que ingresaron a la vivienda y le quitaron la vida al Fiscal Nisman".

A los custodios de Nisman, Rubén Benítez y Néstor Durán, se los imputa por "incumplimiento de los deberes de funcionario público" ya que debían cuidar a Nisman y no lo hicieron.

Para la Justicia, Nisman fue asesinado porque sus custodios no lo cuidaron.

El fallo lo dice así: "Concretamente, sus incumplimientos ayudaron a la perpetración del ilícito, por cuanto ello facilitó el ingreso del arma homicida al domicilio del custodiado, franqueó el acceso de los ejecutores del hecho, permitió que estos lleven adelante su accionar sin riesgo de ser descubiertos, determinó su salida impune del lugar e impidió tomar conocimiento del hecho en forma inmediata a su producción".

Es decir, hubo asesinos que entraron y salieron del departamento de Nisman.

Lo mismo les atribuyen a los custodios Luis Miño y Armando Niz, los dos que "buscaron" a Nisman durante 11 horas y evitaban entrar a su departamento por más que las secretarias del fiscal les decían que el algo grave podría estar pasando.

Para estos procesamientos, el juez se basó en las declaraciones, pericias y pruebas que se describen a lo largo de 250 páginas (exactamente entre los folios 90 y 340), una por una, con un grado de minuciosidad poco frecuente.

A partir de la página 457, el mismo fallo comienza a describir detalladamente todas las pruebas del crimen, bajo un subtítulo que no permite segundas interpretaciones: "El homicidio de Nisman".

Allí, una a una, se analizan todas las circunstancias que descartan por completo el suicidio y comprueban la factibilidad de que terceros hayan entrado al departamento para matar al fiscal.

Entre otras: no había huellas de Nisman en el arma ni del arma en Nisman. Es decir, él no disparó.

El arma quedó en el piso, bajo el hombro izquierdo del cuerpo, una posición imposible si se hubiera suicidado parado frente al espejo y con la mano derecha, tal cual lo describe la defensa de Lagomarsino.

Las huellas de las salpicaduras de sangre revelan que van en ciertas direcciones y se interrumpen por la presencia de terceros adentro del baño.

El departamento de Nisman no estaba cerrado con llave desde adentro, como se repite de hace años para sostener el suicidio.

Tenía la llave puesta pero la cerradura sin girar. Es decir, cualquier persona pudo salir del departamento sin problemas dejando la llave del lado de adentro. Esto lo certificó el cerrajero que abrió la puerta segundos antes de que la madre del fiscal, una amiga y un custodio encontraran el cadáver de Nisman en el baño.

El fallo del Juzgado Federal 10 en el que se dictamina que Alberto Nisman fue asesinado.

El fallo del Juzgado Federal 10 en el que se dictamina que Alberto Nisman fue asesinado.

"Más allá de las lesiones cráneo encefálicas y la hemorragia propias del disparo en la cabeza del que fue objeto Nisman, lo cierto es que se observaron distintas lesiones en su cuerpo que según los profesionales de Gendarmería Nacional Argentina, podrían ser compatibles con las maniobras de reducción de la víctima por parte del o los autores que le causaran su muerte cuyo objeto era el de asegurar el resultado fatal", dice la Justicia en ese tramo.

Y otra vez, sobre Lagomarsino: "De lo expresado hasta el momento surge claramente que Lagomarsino a través de sus dos visitas accedió al  domicilio particular de la víctima, sin despertar sospechas por el vínculo anterior que los unía y la habitualidad en su concurrencia".

"Sus visitas fueron esenciales para conocer cómo se encontraba el fiscal esa noche y así ser de utilidad al diseño de la logística del plan, ya que los autores materiales del hecho en base a ella pudieron ingresar y egresar del edificio, sin ser advertidos".

El fallo tiene un apartado especial llamado "La colaboración en la instalación de la versión del suicidio".

Es decir, para la Justicia no sólo Nisman fue asesinado sino que allí mismo comenzó una maniobra para instalar un suicidio inexistente.

"Un dato significativo es que desde el descubrimiento del cuerpo sin vida de Nisman, los custodios también buscaron instalar la versión del presunto suicidio del magistrado, lo que se vio alineado con el accionar que Benítez y Lagomarsino ejecutarían al día siguiente", dice la Justicia.

En la foja 610 se lee: "El hecho que se le imputa a Diego Ángel Lagomarsino encuadra en el delito de HOMICIDIO SIMPLE agravado por el USO DE ARMAS DE FUEGO (arts. 79 y 41 bis del Código Penal), en calidad de PARTÍCIPE NECESARIO (art. 45 del texto legal de fondo)". Las mayúsculas son originales del fallo. El procesamiento es por lo mismo.

Otra página del fallo en el que se caratula la muerte de Nisman como un homicidio.

Otra página del fallo en el que se caratula la muerte de Nisman como un homicidio.

El 1º de Junio de 2018, la Cámara Federal confirmó los procesamientos y volvió a dictaminar que lo que se investiga es un asesinato: "No puede dejar de soslayarse que el homicidio del Dr. Nisman se produjo cuatro días después de haber efectivizado la denuncia señalada y horas antes de ir a exponerla ante el Congreso de la Nación, circunstancia que obliga lógicamente a ahondar la investigación en el probable entendimiento de que la muerte del Fiscal se haya producido como consecuencia directa de la especifica acción que adoptó en el marco de su función, como titular de la Unidad Fiscal de Investigación del atentado terrorista perpetrado contra la sede de la AMIA".

Lagomarsino sigue procesado por el crimen de Nisman, no puede alejarse más de 100 kilómetros de la Ciudad de Buenos Aires ni salir del país sin avisarle a la Justicia.

Como siempre cumplió con los pedidos judiciales, hace pocos meses le otorgaron el beneficio de quitarse la tobillera electrónica.

El crimen del fiscal Nisman sigue siendo investigado en un anexo especial de la fiscalía federal a cargo de Eduardo Taiano.

En estos días siguen declarando los ex espías de la SIDE que estuvieron activos el fin de semana en que Nisman fue hallado muerto, el 18 de enero de 2015. La hipótesis sigue siendo la del homicidio.


Comentarios

Entradas más populares de este blog

Vicegobernadora de Entre Ríos: ...no se publican los contratos de asesores de los senadores porque estos no la dejan

Cristina es tan mafiosa que sería capaz de declarar en contra de Néstor para salvarse

MUNDIAL DE FÚTBOL QATAR. La experiencia de una paranaense “trotamundos”