En 5 años, el poder adquisitivo de los asalariados se redujo un 24,9%

Hasta octubre de 2023, la suba promedio de salarios fue del 69,5% contra un IPC de 76,6%.

En todas las comparaciones, el sueldo promedio de los asalariados, en sus distintas modalidades, pierden frente a la inflación, de acuerdo a la medición del INDEC. En los 10 primeros meses de este año la pérdida real es del 4% que se suma a la de los últimos años.

“En relación al último techo ( noviembre 2017) , el poder adquisitivo de los salarios acumula una caída del 24,9%. Por su parte, los trabajadores informales resultan los más afectados con una pérdida acumulada del 39,7%, el doble que la asumida por los trabajadores registrados (19,7%)”, de acuerdo a la consultora LCG.

De aquí se desprende que no hubo recuperación del salario real, como insinúan algunas fuentes oficiales, luego de la fuerte caída entre 2018 y 2019 y pese a la mayor actividad y niveles de empleo.

En octubre el Índice promedio de los Salarios fue del 5,1% versus una inflación del 6,3%. Los que más perdieron fueron los asalariados no registrados porque tuvieron un alza promedio del 3,1%. Los asalariados privados un incremento del 5,3% y los del sector público el 6%.

En los 10 primeros meses, con una suba promedio de los precios del 76,6%, el índice promedio es del 69,5%, desagregado en un 54,6% de los no registrados y 72,7% tanto de los asalariados privados como los del sector público.

Con relación a octubre 2021, el salario promedio sube el 80,7 versus una inflación del 88%, con los salariados no registrados observando una suba del 70,7%, los del sector público del 82,2% y los del sector privado del 83%.

Con estos porcentajes, la pérdida interanual de los asalariados no registrados es del 9,2%, los del sector público del -3,1% y los del sector privado del 2,7% De estos números oficiales se desprende que la mayor pérdida salarial recae en los asalariados no registrados, donde en los últimos meses se concentró la recuperación del empleo y que aumentó en 12 meses del 33,1% a 37,4% del total del empleo asalariado.

En realidad la caída real del salario promedio es mayor por cuanto en el Índice de Salarios del INDEC la ponderación del trabajo no registrado es del 19,93%, porcentaje que ha quedado desactualizado por el fuerte crecimiento de la informalidad entre los asalariados. Otro factor que incide es que, según aclara el INDEC, “para la estimación del componente sector privado no registrado del Índice de salarios, el índice mensual construido a partir de la EPH tiene un rezago de 5 meses”. La evolución del salario real en los últimos 5 años fue la siguiente:


• 2018: Salarios: + 29,7%, inflación 47,6%


• 2019: Salarios: + 40,9%, Inflación 53,8%


• 2020: Salarios: + 33%, Inflación 36,1%


• 2021: Salarios: + 53,4%, Inflación, 50,9%


• 2022 (10 meses): Salarios + 69,5%, Inflación 76,6%


Comentarios

Entradas más populares de este blog

Los casos de dengue en la costa del río Uruguay quintuplican a los de COVID-19 de toda la provincia

Antes de morir tras un accidente en una ruta de Entre Ríos había reclamado por el estado del camino

Sobre el final de su gestión, Fernández dice que la pobreza está mal medida