La disparada del dólar enciende alarmas en los gremios: masivo reclamo por aumentos de sueldo

Camioneros, bancarios, panaderos, ATE, los gremios de alimentación y neumáticos, entre otros, exigen aumentos. En próximas semanas se sumarán sindicatos.

Por Alejandro Di Biasi 18/08/2023

Como un efecto dominó, la devaluación provocó la reacción de las organizaciones gremiales que salieron a reclamar una recomposición salarial, más allá de cómo están negociando su paritaria. La mayoría de los sindicatos está pactando aumentos por trimestres, pero los que cerraron por períodos más largos ya anunciaron que solicitarán o reabrir las tratativas o aplicar en forma automática algún tipo de compensación ante la pérdida del poder adquisitivo.

Los casos más emblemáticos son de los gremios más importantes como el Sindicato de Choferes de Camiones y la Asociación Bancaria. Pero detrás hay otros como Neumáticos, Panaderos, Metalúrgicos de las siderúrgicas, Alimentación, Estatales (ATE) o el personal de la ANSES, por citar solo algunos de los más visibles de los últimos días.

El ministro de Economía y candidato presidencial Sergio Massa, confirmó la primicia de iProfesional en cuanto a una batería de medidas para beneficiar a los sectores más castigados por la letal combinación de alta inflación y devaluación del 22 por ciento. La implementación de un bono sigue siendo estudiada, tanto con el ministerio de Trabajo como con la CGT, y posiblemente se anuncie los primeros días de la semana próxima.

Empresarios rechazan el aumento por suma fija y reivindican paritarias

La postura de los empresarios no es un dato menor, ya que la Unión Industrial Argentina (UIA) anticipó su rechazo a un plus salarial y reivindicó las paritarias como método para recomponer los ingresos. Allí también se dan algunas negociaciones del Palacio de Hacienda para que el acuerdo salga en forma integral.

La Bancaria que encabeza Sergio Palazzo prefirió no adelantar números y espera la convocatoria de la cartera laboral para sondear el escenario en una actividad que no sufre la crisis. El resultado del encuentro también planteará una hoja de ruta para otros sectores más conflictivos, como el de Camioneros, que adelantó un pedido de aumento del 140 por ciento, basándose en la devaluación del lunes.

La Federación de Trabajadores de la Industria de la Alimentación (FTIA) y miembros de la cámara empresaria FIPAA siguen sin ponerse de acuerdo en una mejora para agosto, septiembre y octubre. Los encuentros vienen de fracaso en fracaso desde hace un par de semanas, cuando los precios de los productos de primera necesidad eran otros. 

El gremio de Camioneros
El gremio de Camioneros picó en punta y, tras la devaluación, reclama suba salarial del 140%.

Las partes volverán a reunirse el próximo miércoles, "para encontrar una respuesta definitiva a nuestros sucesivos pedidos de aumento salarial que en estos días se encuentran más que justificados", indicó el secretario General de la Federación, Héctor Morcillo.

Gremio de ATE también exigen un aumento de sueldo

La Asociación Trabajadores del Estado (ATE), en tanto, solicitó al Gobierno "el adelanto de la revisión paritaria de este año, un inmediato aumento salarial y el pago de una suma fija", y aseguró que "los resultados de las PASO del domingo último constituyen una señal de alarma sobre la necesidad de cambiar de inmediato el rumbo".

"Es inentendible que el Gobierno no haya decidido con anterioridad otorgar una suma fija que permita recuperar rápidamente el poder de compra de los ingresos en el sector público", advirtió el gremio y remarcó que "si Massa no lo hace de inmediato y si no se reabren todas paritarias, será imposible modificar el preocupante resultado electoral de las primarias".

En la misma línea, la Asociación del Personal de los Organismos de Previsión Social (APOPS) solicitó que se los convoque a la paritaria "a fin de evitar el deterioro de nuestro salario, ya muy afectado por el impuesto a las Ganancias". El secretario General, Leonardo Fabre, explicó que "no somos responsables de los errores y horrores de las malas políticas que llevaron a esta situación de la Argentina".

Agregó que "los trabajadores y trabajadoras defenderemos nuestros derechos, garantizando salarios y puestos de trabajo de ANSES bajo la circunstancia que fue fuese" en un claro mensaje a los discursos tanto de los candidatos presidenciales Patricia Bullrich como Javier Milei.

Demandas de panaderos y conflictos en Neumáticos y siderúrgicas

La Federación Argentina Unión Personal Panaderías y Afines (FAUPPA), por su parte, informó que está en vigencia la paritaria de la provincia de Buenos Aires, que va de febrero de este año a marzo del 2024. Allí firmaron una suba del 80 por ciento que llevó el básico a 310.000 pesos. Sin embargo, el secretario General del gremio, Gastón Frutos, explicó que "está acordado reabrir las negociaciones en noviembre, pero frente a esta situación seguramente vamos a solicitar una reapertura en los próximos días".

El conflicto entre el SUTNA y las empresas siempre es inminente. En 2022, los bloqueos en las plantas duraron cinco meses.

Donde sí aseguró que van a comenzar a dialogar es por la paritaria en el orden nacional, donde los básicos rondan los 230.000. "Allí se firmó un 52 por ciento de aumento, pero con cláusula de revisión en septiembre –expresó Frutos- ; así que próximamente nos reuniremos para presentar nuestra propuesta salarial".

Donde el conflicto siempre está a punto de estallar es entre el Sindicato Único de Trabajadores del Neumático Argentino (SUTNA) y las patronales (Bridgestone, Fate, Pirelli, lejos de un acuerdo salarial del período julio-junio. El secretario General del gremio, Alejandro Crespo, aseguró que "la gran devaluación del peso, por un lado provoca en forma evidente mayores ventajas económicas para las patronales".

Teniendo en cuenta que vienen discutiendo antes de la devaluación, el dirigente sostuvo que "ante la aceleración inflacionaria, el hecho de mantener una misma propuesta paritaria es una forma de disminución real de lo ofrecido y a la vez un planteo que busca una mayor rebaja salarial". Acusó además a las patronales por "jugar con el poder de compra y la calidad de vida de cada compañero y su familia, demorando la llegada de un aumento del salario real sobre los sueldos".

Distinto es el caso de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) que cerró un aumento para las distintas ramas, inclusive para la siderúrgica. Pero aquí se dio otra disputa, que es la postura del Grupo Techint en un directo enfrentamiento entre el CEO de la compañía, Paolo Rocca y el secretario General, Abel Furlán, quien viene reclamando una recomposición de los ingresos desde que asumió la conducción del sindicato. De hecho, no se descarta que en las próximas horas se decidan medidas de fuerza en las fábricas de la citada compañía.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Los casos de dengue en la costa del río Uruguay quintuplican a los de COVID-19 de toda la provincia

Antes de morir tras un accidente en una ruta de Entre Ríos había reclamado por el estado del camino

Sobre el final de su gestión, Fernández dice que la pobreza está mal medida